¿Por qué una tonelada de galletitas cuesta 5.300 dólares en la góndola y 1.700 para exportación?

Por Javier Preciado Patiño

Hace cosa de un mes publiqué en el blog datos muy contundentes respecto a cómo la industrialización le agrega valor al trigo y así, mientras la tonelada de trigo pan FOB se exportaba en promedio a 250 dólares, la harina 000 lo hacía a 371, el pan rallado a 900 y las galletitas sin sal a 1.687 dólares. Ahí se resumía el efecto de la agregación de valor sobre las materias primas.

Sentí la curiosidad por conocer cómo esos mismos productos llegaban a las góndolas en la ciudad de Buenos Aires. Lo siguiente no constituye un muestreo estadístico pero sí veraz, dado que es lo que cualquier porteño puede pagar cuando va al chino de la esquina o al supermercado a comprar esos productos básicos.

Por ejemplo, la harina 000 en paquete de 1 kg ronda los $3,75 o 3.750 la tonelada. A un tipo de cambio oficial de $4,40 son 852 dólares o el 230% del valor FOB.

Las cosas empeoran con el pan rallado, cuyo paquete de medio kilo puede valer de $5 a 7 según la marca, pongámosle $12 el kilo, lo que haciendo la misma cuenta nos da u$s2.727 la tonelada, el 303% del valor FOB.

La galletita sin sal, básica, puede costar $7 el paquete de 300 gramos, o sea $23.000 la tonelada o su equivalente de 5.300 dólares, valor 314% superior al del FOB.

Poniendo estos precios vis a vis entre exportación y mercado doméstico, tenemos lo siguiente:



Si tomamos como una referencia el valor de los productos de la molinería y la industria alimenticia puestos en el puerto para su exportación, vemos que en el mercado interno está validando precios muy superiores. El kilo de pan rallado, que listo para embarcarse tiene un precio de 90 centavos de dólar, pasa a 2,70 en el mercado interno.  Las galletitas pasan de u$s1,70 a 5,30 entre el puerto y la góndola del supermercado.

¿Se trata de una brecha razonable basada en el costo argentino, o la cadena está “castigando” a nuestros consumidores con márgenes exorbitantes? Difícil de responder, pero es lo mismo que está pasando con la yerba mate donde la brecha entre lo que recibe el productor y lo que paga el consumidor es abismal. Si bien hay una tendencia general a que la participación de la materia prima se licúa cada vez más en el gasto del consumidor, los números del mercado interno argentino parecen un poco exagerados, ¿no?

3 Comentarios Para “¿Por qué una tonelada de galletitas cuesta 5.300 dólares en la góndola y 1.700 para exportación?”

  1. This paragraph gives clear idea designed for the new
    people of blogging, that really how to do running a blog.

  2. Alguna via para comunicarme uds?? Tienes Facebook?

Deja tu comentario