Archivo - Octubre, 2012

¿Cuánto valor agrega la industria del crushing de soja?

Por Javier Preciado Patiño

En los 90 hubo un interesante contrapunto entre el especialista en comercio exterior, Elvio Baldinelli, y el ex titular de la Cámara de la Industria Aceitera, Raúl Padilla, en torno de cuánto valor agrega la gran industria de la molienda (crushing) de soja. Decía Baldinelli: “Desde comienzos del presente siglo (XX) en la Argentina se dice que es necesario incorporar valor agregado a las exportaciones de productos primarios. El punto es válido, pero el ejemplo que con más frecuencia se cita, el del complejo oleaginoso, no presenta ventajas“.

La cuenta que hacía Baldinelli es, en base a los valores FOB de las exportaciones, que el consolidado del aceite y la harina de soja que salen de la moltura del poroto de soja, era como mucho 14% superior al del valor FOB del poroto (como sucedió en 1995) y en algunos años (1996) llegaba a caer al 3% o al 6% (1997).

Pero, ¿qué pasa con esta cuenta hoy?

Si tomamos los datos del pasado mes de setiembre de 2012, tomados de la Aduana, el poroto de soja tuvo un valor FOB declarado ante la Aduana de 581 dólares la tonelada, en promedio. En tanto, la harina de soja tuvo un valor de 541 u$s/t y el del aceite en bruto a granel de 1.151 u$s/tonelada.

Asumiendo que la industria de extracción por solvente logra 19,2% de aceite por tonelada de soja y 80,5% de harina (se asume un 0,3% de mermas), ese mix da un valor promedio de 656 u$s/tonelada. En proporción, el valor agregado de la molienda de soja, si se exporta la harina y el aceite fue de 13% para setiembre de 2012, un valor muy en línea con el que daba Baldinelli en los 90.

Se puede asumir, incluso, que dentro de ese diferencia hay 3 puntos que corresponden al diferencial de derechos de exportación que tributa el poroto de soja (35%) respecto de sus subproductos (32%).

¿Y qué pasa con el biodiésel, producto de la transformación del aceite de soja?

Los datos de la Aduana indican que durante setiembre del presente año el valor FOB promedio declarado por los exportadores fue de 1.163 u$s/tonelada, o sea 12 dólares más que el aceite bruto, lo cual implica un diferencial relativo del 1%.

Elvio Baldinelli señalaba que en los 80 el margen de la molienda llegó a ser negativo, debido a la guerra de subsidios entre los EE.UU. y la Unión Europea. Luego pasó a un leve valor agregado, pero positivo. Hoy, se estaría manteniendo en estos niveles. El experto en comercio exterior señalaba que la gran industria aceitera es intensiva en capital pero baja en mano de obra, es decir que realiza procesos de gran escala con relativamente pocos puestos de trabajo.

Los tres factores que explican la eternización de Buzzi al frente de la Federación Agraria Argentina

Eduardo Buzzi ganó sin sobresaltos la renovación número 13 de su mandato al frente de la Federación Agraria Argentina y nada indica que en este caso 13 sea símbolo de mala suerte, más bien todo lo contrario.

La FAA tiene una historia de largos liderazgos, como el de Humberto Volando que lo tuvo durante 25 años conduciendo sus destinos. Tras el corto interregno de René Bonetto, arrancó en 2000 la era Buzzi que ahora podría continuarse por 9 años más y no por sucesivas reelecciones, sino porque la posibilidad de una reforma estatutaria.

Pero, ¿cuáles son los atributos del hombre de JB Molina que le están permitiendo cronificarse al frente de la entidad, a pesar de contar con un frente opositor de los más férreos que se recuerdan?

Tal vez la paradoja resida en que lo mismo que le critica al Gobierno Nacional es lo que utiliza para manejar con mano de hierro los destinos de la organización. Así, su liderazgo se constituye sobre la base de tres grandes pilares:

a) Disciplinamiento y verticalización de la organización.

b) Estrategia ultra corto placista.

c) Oposición sin liderazgo alternativo.

Arranquemos por el punto a). A partir de ahora, 25 de los 27 directores de la entidad responden a su liderazgo. Solo Alfredo de Angeli y Pedro Peretti son las expresiones testimoniales en la conducción por la oposicón. Es decir, no se ve en la dirección de la FAA una pluralidad de corrientes convergiendo en un proyecto común; de hecho, la convergencia de tres líneas opositoras (La Netri, Grito de Alcorta y Línea Federal) expresan que hay un buen porcentaje afuera, sin mencionar a otras expresiones como La Irineo Barrios que directamente no han participado del último proceso eleccionario.

La queja opositora es que Buzzi ha manejado los recursos de la entidad a favor de la política interna, suprimiendo los focos rebeldes y disciplinando a base de premios y castigos a sus aliados. Por otra parte argumentan que la combinación del “aparato” oficialista y un Estatuto que favorece la continuidad de las conducciones torna imposible para la oposición desplazar a la conducción.

Por otra parte no es menos cierto que la inclusión en las filas parlamentarias de hombres de su riñón facilita aún más el manejo del aparato, a partir de las “cajas” de la política partidaria. Entiéndase bien: esto no significa de modo algún manejos espúreos, sino simplemente el uso de recursos legítimos para la consolidación del poder.

b) Ultra cortoplacismo. Buzzi no resistiría un archivo, como se dice en la jerga periodística, pero lo cierto es que nadie en la política lo resiste y la sociedad misma no tiene demasiado interés en premiar la coherencia. De esta manera, Buzzi ha sido capaz de explicar ante Víctor de Gennaro y el ATE su alianza con la SRA en tiempos de la 125, para luego coquetear con el duhaldismo, el binnerismo y saltar ahora a correr por izquierda al Gobierno Nacional de la mano de Moyano y Micheli.

Incluso en su momento fue el dirigente rural de mayor cercanía a los Kirchner para ubicarse ahora en las antípodas. Pero sabe que en la base federada es mucho más redituable atacar al gobierno que explicar la foto junto a Boudou, Rossi y Domínguez. Y, al igual que en la política nacional, lo que cuentan son los votos.

c) La oposición. La figura más popular entre la oposición federada es el entrerriano Alfredo de Angeli. Pero este dirigente no es santo de devoción de todo el antibuzzismo. Muchos dudan de su capacidad de conducción; otros lo ven como la opción de la derecha en la FAA  y otros creen que en definitiva es preferible Buzzi al Mellizo. Incluso en el gobierno, tal vez puedan sentir que cambiar a Buzzi por De Angeli no tiene demasiado sentido.

Cómo se resuelve la oposición el futuro de la entidad, es toda una incógnita. Como en las peleas arregladas de Las Vegas, la única opción del challenger es noquear al campeón si quiere arrebatarle el título, porque ir a las tarjetas es seguridad de un fallo en contra.

Por lo pronto, el oficialismo federado estaría en condiciones de convocar a una Asamblea Extraordinaria para reformar el estatuto y poner coto a la reelección indefinida. Hoy por hoy se especula que la propuesta de tres mandatos de tres años sería un límite razonable. Pero se especula con que, manejando la asamblea con facilidad, el oficialismo podría impulsar esta medida, pero permitiendo que Buzzi pueda participar, con lo cual  a los trece que ya lleva agregaría potencialmente 9 más.Tal vez, no en vano haya deslizado como presunta ironía ante la prensa, “recién llevo trece años”.