El Minagri como trampolín en la hoja de ruta de Omar Perotti para gobernar Santa Fe en 2019?

Por Javier Preciado Patiño

Quienes lo escucharon en el acto de la Federación Argentina de Municipios, donde el orador de cierre fue el candidato Daniel Scioli, aseguran que Omar Perotti, el ex intendente de Rafaela que protagonizara el Triple Empate de Santa Fe, hizo foco en las cuestiones del agro y sus cadenas de valor cuando le tocó subir al estrado.

El acto de la FAM en Costa Salguero mostró la base de apoyo pejotista al proyecto del gobernador bonaerense, donde no era casual que estuviera Perotti, quien durante la campaña santafesina recibió un claro y contundente apoyo de Scioli (hoy mismo su campaña a la senaduría está pegada a la cara del ex motonauta).

Después de levantar ocho puntos porcentuales desde las PASO provinciales hasta la elección a gobernador y quedar a un punto y pico del ganador, Perotti se convirtió en el nuevo héroe peronista, emergiendo entre la sombra de María Eugenia Bielsa –que monopolizaba la condición de peronista capaz de ganarle al socialismo- y Agustín El Chivo Rossi, el kirchnerista de paladar negro, estigmatizado como mariscal de la derrota peronista en las tierras del Brigadier López.

Perotti le devolvió al peronismo el sueño de volver al gobierno de la provincia después de tres mandatos socialistas consecutivos . Y ahí aparece la hoja de ruta que en el peronismo trazan para llevar al rafaelino a la gobernación.

En una primera instancia va a competir por la senaduría nacional, que se definiría entre el Frente para la Victoria y el Socialismo, ya que después del fracaso de Miguel Del Sel y el PRO, los votos peronistas no K que habían levantado al Midachi casi hasta el triunfo, volverían al PJ de la mano de Perotti y no al reutemismo aliado del PRO

Pero el plan Perotti Gobernador no se haría desde el Senado en caso de ganar la banca de la minoría o las dos de la mayoría. Se haría desde un ministerio, que otorga más visibilidad, y ahí aparece en el radar el de Agricultura, Ganadería y Pesca.

El supuesto es que en un gobierno de Scioli el “conflicto” del campo se reducirá a su mínima expresión. El paraguas sciolista es tan amplio que hay lugar para todos. De manera que Perotti podría desplegar una gestión fuertemente orientada a recomponer la relación con la patria chacarera, el tambo y la ganadería, lo que sí le otorgaría el plafón necesario para aspirar a la competencia electoral de 2019.

Un tema no menor es quién reemplazaría a Perotti en el senado en caso de entrar. Si ganara la banca por la minoría, entraría la que ocupaba el segundo puesto, que es María de los Ángeles Sacnun, una militante de Firmat, identificada con La Cámpora. Si entraran los dos y Perotti dejara el cargo, lo sucedería, su suplente, Roberto Mario Mirabella, también de Rafaela y diputado provincial. De manera que todo quedaría “en casa” en cualquiera de los dos casos.

De todas maneras el camino es largo y habrá que ver, en caso de triunfar Scioli, cómo administra las relaciones de fuerza y quien resulta premiado y quien castigado. Hace días atrás dijimos que para el cargo también asomaban la actual secretaria de Desarrollo Rural, Carla Campos Bilbao (que eventualmente se perfila muy bien para el INTA), y que no había que descartar a hombres muy próximos al gobernador como Gustavo Marangoni o Alejandro Rodríguez. Primero las PASO y luego las generales irán definiendo el panorama.

Deja tu comentario