Tag : ‘FAA’

Buzzi en un peligroso triángulo cuyos vértices son política, gremialismo y medios

Por Javier Preciado Patiño

Es posible que Eduardo Buzzi luzca la cucarda de ser el primer presidente de la Federación Agraria en ser tapa de un diario de circulación nacional, pero por la sospecha de corrupción. La noticia que se dio es que en su momento el Gobierno Nacional le había adjudicado la posibilidad de que los pequeños y medianos productores que conforman esa organización encontraran un canal de 50.000 toneladas para su trigo en la exportación, pero que esa operación se terminó realizando con los mismos descuentos respecto del FAS teórico con los que operan las grandes compañías exportadoras y encima, con la intermediación de una sociedad vinculada con la dirigencia de la FAA.

Pero más allá de la noticia, el hecho revela cómo se entremezclan las internas y las disputas por el poder, el modo de ejercer los liderazgos, la relación con el poder político y también con los medios de comunicación. Un verdadero y apasionante leading case, digno de estudio.

Para arrancar habría que comenzar diciendo que la gestión de Buzzi, que va por su 13 periodo consecutivo, logró desarrollar un grado de confrontación interna en la organización que tal vez no registre antecedentes. Emulando a las prácticas que le adjudica al Gobierno Nacional, el líder de la FAA conduce la organización con mano de hierro, llevándola a una lógica binaria: ser oficialista u opositor. Y la oposición, que al igual en el plano político nacional se encuentra atomizada en distintas corrientes, ha por lo menos logrado consensuar acuerdos programáticos como, por ejemplo, la reforma del estatuto para impedir la reelección sin límites.

Así se llegó a la última asamblea, en setiembre del año pasado, donde circularon dos panfletos –anónimos, pero únicamente atribuibles a la oposición- uno donde se plantaban las sospechas por el manejo del trigo de exportación y otro donde se hablaba del semillero de la FAA y la relación con Barchetta, uno de los alfiles de Buzzi.

Pero el trabajo de Buzzi no fue solamente mantener una interna caliente, sino convertirse él mismo y por tanto la entidad en jugador activo en la política nacional. Luego de su sociedad con la SRA en los tiempos de la 125 (entendible en alguna medida, como de hecho lo explicó en la CTA ante Víctor de Gennaro), pasó a ser parte del frente claramente opositor en lo político que hoy lidera el titular de las opositoras CGT Hugo Moyano y el de la CTA, Pablo Micheli.

Mezclar gremialismo y política partidaria es un juego complejo, porque se multiplican exponencialmente los enemigos.

Así los medios alineados con el Gobierno encontraron en las denuncias internas un caldo de cultivo extraordinario para atacar al Buzzi opositor y cargaron sobre él sus plumas.

En ínterin, no es menor el dato que la Afip le haya quitado la posibilidad a la FAA de comercializar los formularios para el comercio de granos 1116, que constituían una importante fuente de ingresos para la entidad. Esta decisión puede no solo afectar la capacidad de la entidad de operar en la política, sino también la del oficialismo en relación a las internas.

Conocida la notica, fue el turno de volver a jugar de la oposición federada, que sobre la base de la denuncia periodística exige a la conducción explicaciones sobre los hechos allí manifestados.

No se trata, de todas manera, de un modus operandi novedoso: la política suele utilizar esta metodología para interactuar con el sistema de la comunicación. Lo novedoso, en todo caso, es que una organización gremial haya ingresado de cuerpo entero en esta complicada lógica.

El escándalo con el que se busca complicar a Buzzi

En la última asamblea de la Federación Agraria Argentina, en la cual fue reelegido para su mandato número 13 su líder, Eduardo Buzzi, circuló un volante anónimo que disparaba las dudas sobre lo que podría constituir un fraude.

Este volante, adjudicado a la oposición a la oficialista Azul y Blanca, llevaba como título “Preguntas que nos debemos hacer en la FAA” y planteaba lo siguiente (reproducción textual):

PREGUNTAS QUE NOS DEBEMOS HACER EN LA FAA…
Cómo se administra nuestra Entidad??? Dónde se decide y quiénes????
QUÉ ES FEDERAR SRL??

CUÁL ES LA RELACIÓN CON FAA??

FEDERAR SRL ES DE LA FAA???

Ver: www.federar.com.ar, o cartel de ruta 9: FEDERAR: “Con la visión y el respaldo de FAA”.
¿POR QUÉ FAA Y FEDERAR SRL POSEEN EL MISMO DOMICILIO FISCAL?

Ver CUIT de FAA: 30-50010969-2 y CUIT de FEDERAR: 30-70814173-5

Sin embargo, si revisamos los últimos balances de nuestra entidad, incluso el último Balance 2011-2012, no tienen ninguna referencia a FEDERAR SRL.
Quiénes son los dueños de FEDERAR SRL?

Quién es el Socio Gerente de FEDERAR SRL? Y el Gerente de la FAA? Son la misma persona?

2011 Y LOS ROE DE TRIGO SOLICITADOS POR LA FAA A FAVOR DE FEDERAR SRL:

Se le otorgaron dos cupos de 25.000 TN de trigo cada uno.

Primer cupo: La fecha exacta en que se comercializó fueron los días 20 y 21 de julio de 2011. En el día 20 de Julio se comercializaron 15.310 tn a un precio de 190 dólares, y el día 21 se comercializaron 9.320 tn a un precio de 195 dólares. El total se comercializaron 24.630 tn de trigo. Si tomamos los promedios, podemos afirmar que el FAS TEORICO DE TRIGO DE JULIO 2011 FUE 230 DÓLARES. POR LO QUE ESTAMOS HABLANDO DE UN MONTO DE 938.600 DÓLARES QUE CORRESPONDÍAN COBRAR A LOS PRODUCTORES Y QUEDARON EN FEDERAR SRL, sólo de las primeras 25.000 tn.
MAS GRAVE AÚN ES QUE LA FAA NO RECIBIÓ UN SOLO CENTAVO DE ESTA DIFERENCIA CUANDO FUE LA QUE HIZO LAS GESTIONES.
ESE MONTO NO INGRESA EN NINGUN MOMENTO EN FAA, NI CONSTA EN EL BALANCE DE FAA 2011-2012, YA QUE EL BALANCE NO MUESTRA NINGUNA RELACIÓN ENTRE FEDERAR Y FAA, A PESAR DE QUE LA EMPRESA UTILIZA LA SIMBOLOGÍA DE FAA.
QUIEN RECIBIÓ 1.200 TN DE TRIGO PARA COMERCIALIZAR, SIENDO QUE LO GESTIONÓ LA FAA???
QUÉ RELACIÓN TIENE ESTE ACOPIO CON FEDERAR???? Y CON LA FAA???
SON MUCHAS LAS DUDAS QUE NOS ARROJA ESTA MANERA DE OPERAR QUE TIENE LA EMPRESA FEDERAR SRL Y SU RELACIÓN CON FAA.

El punto es que esta denuncia habría desatado una investigación periodística en cuyo ojo de la tormenta se encontraría el mismísimo Eduardo Buzzi, hoy considerado un dirigente opositor antes que gremial por el Gobierno Nacional. Precisamente, la denuncia mediática caería en un momento en que el hombre de JB Molina ha tomado como estrategia alinearse no ya con las otras gremiales del campo (la Mesa de Enlace hoy en estado vegetativo), sino con los activos sindicalistas Hugo Moyano y Pablo Micheli, en la búsqueda de la reedición de una “multisectorial”, como la que en los 90 se enfrentó con el modelo neoliberal del Presidente Menem.

Alianza con Moyano puede terminar aislando a la FAA del resto del gremialismo rural

Por Javier Preciado Patiño

La coyuntura institucional en la Federación Agraria tiene toda clase de condimentos. Por un lado, tres líneas opositoras se han unido con vistas a disputarle el poder en la próxima Asamblea General a su presidente, Eduardo Buzzi, que de seguro irá por otra reelección. Por el otro, el hasta ahora oficialista Pablo Orsolini ya se está promoviendo como candidato a sucederlo y habla abiertamente de un congreso extraordinario en el otoño de 2013 para reformar el estatuto de la centeneria organización y ponerle coto a la reelección indefinida.

Pero la coyuntura va más allá de la interna y se extiende al sesgo de vinculación político institucional que le ha imprimido el buzzismo a la FAA. “No queremos quedar pegados a Moyano”, sostenía un dirigente de la SRA que asistió a la reunión del Salario en el ministerio de Trabajo, reunión de la que no participó la FAA adhiriéndose a la postura impulsada por el titular de la CGT opositora, Hugo Moyano y la CTA también opositora de Pablo Micheli.

La sociedad con el líder de los camioneros quedó plasmada cuando este último asistió a los festejos de los cien años de la FAA, logrando una de las fotos más buscadas y difundidas del acto. En este sentido es interesante la lectura que realiza el Partido Comunista Revolucionario, uno de los socios políticos de Buzzi en la interna de la entidad por medio de Chacareros Federados, de la situación en la entidad.

“Las invitaciones y la participación de dirigentes gremiales y políticos expresaron la gran disputa que se da en el seno de FAA y en las demás fuerzas políticas. La presencia de la CTA, con Pablo Michelli, la CGT con Hugo Moyano, la FUA, la CCC, Libres del Sur, con Humberto Tumini y el PCR con su secretario general Otto Vargas expresaron la necesidad de unificar, como se hizo en los ‘90 con la Marcha Federal, los reclamos de los pequeños y medianos chacareros con los trabajadores, estudiantes, y demás sectores populares”, se sostiene en la edición del 22 de agosto del órgano de difusión del partido.

“Por otro lado la presencia, oportunista, de quienes nada tienen que ver con la historia ni el programa de la FAA como el Peronismo Federal, el PRO, Cobos, los integrantes de la Mesa de Enlace, expresaban la necesidad de una coordinación en el terreno electoral que dispute al kirchnerismo con igual derecha. Opción ampliamente difundida por los grandes medios de comunicación”, sostiene el artículo.

Se puede entender que desde la izquierda de la entidad le están marcando la cancha respecto de quiénes tienen que ser los socios políticos de Buzzi, ya que el vínculo con el Peronismo Federal y con la Mesa de Enlace responde a su propio armado.

Hay quien arriesga que en la construcción del poder interno dentro de la FAA, Buzzi podría promover un distanciamiento de sus socios de la Mesa de Enlace, retornando de alguna manera a las raíces para contener el frente interno. La jugada podría verse potenciada si desde el Gobierno se sale a promover una reforma de la ley de arrendamientos, una de las banderas de la organización nacida con el Grito de Alcorta. En todo caso, el futuro de la FAA es hoy una gran incertidumbre.

Ley de Arrendamientos, una pieza clave en la relación Campo Gobierno

Según parece, alrededor del 70 por ciento de la agricultura argentina se realiza en campos alquilados. Vale decir que solo en 30 de cada 100 hectáreas es el propietario de la tierra quien asume el riesgo productivo. 

La razón de por qué ocurre eso es muy sencilla. Aquel que en los 90 estaba semifundido con un campo de 100 hectáreas en pampa húmeda, hoy saca al año no menos de $120.000 solo por el hecho de poseer campo.

Y esto es así, porque hay rentabilidad en la producción, a tal punto que se puede destinar un tercio de la cosecha esperada de soja en alquilar el campo y encima ganar dinero.

Es sintomático lo del propio Eduardo Buzzi, cuando relata que perdió un campo que alquilaba en el Chaco a manos de El Tejar, en su habitual diatriba contra los pooles de siembra. De los dichos del líder de la FAA se desprenden dos cosas:

(más…)

El financiamiento del gremialismo rural, otro emergente del conflicto

El fondo que ha salido a anunciar la Mesa de Enlace, con el objeto de sostener económicamente su actividad, permite una cantidad amplia de lecturas. Veamos.

a) Basa el sostenimiento en el productor, que al momento de vender su grano contribuye con el 0,2% de su valor, que será retenido por el comprador. Para un equipo de soja, valuado grosso modo en $28.000, son unos $56 que van al fideicomiso.

No es este un dato menor. La quita de la Carta de Porte a la Federación Agraria dejó al descubierto que buena parte de sus finanzas se sostenían por la cesión que el Estado le había hecho para la prestación de un servicio administrativo. Que el dinero venga del sujeto representado (el productor) otorga muchísimos más grados de libertad a las entidades.

Significa también dejar de apoyarse en contribuciones de empresas y/o instituciones de la cadena agroindustrial, que en determinadas ocasiones pueden tener un conflicto de interés con las entidades de productores. En los Estados Unidos hay organizaciones de farmers que aceptan dinero del agribusiness y otras que no, y tiene que ver básicamente con esto.

b) El sistema es enteramente privado, sin “facilitación” del Estado. Algunos dirigentes han planteado en algún momento de los últimos años -más o menos abiertamente- la necesidad de que la contribución del productor al gremialismo rural fuera de caracter mandatorio, es decir por ley. Esto hubiera generado un sistema cautivo de sostenimiento que no hubiera tenido la legitimidad de este fondo, donde el productor tiene la potestad en cada operación de decidir si quiere o no contribuir.

De todas formas es necesario hacer una salvedad. Por default, el acopio retendrá la contribución. Solo la expresa oposición al descuento hará que no se efectúe. Recuerda a algunos sistemas de débito. Sin embargo, mantiene el carácter voluntario y pasa a actuar como plesbiscito permanente de la gestión de los líderes ruralistas. Una corriente de opinión contraria a la acción de la Mesa se podría reflejar en el aporte.

c) Implica la lógica de la unidad, no solo para la acción, sino para el soporte técnico. Tratándose de temas comunes a la producción, hace tiempo ya que las cuatro entidades tendrían que haber hecho economía de escala y armado un único centro de estudios o think tank, además de contratar a los mejores especialistas en cada área.

Es también una respuesta a la proliferación de fundaciones o tanques de pensamiento que buscan ocupar ese lugar. Se supone que el fideicomiso debería recaudar una masa de aportes lo suficientemente importante que resulte inalcanzable para otras iniciativas privadas.

c) La última y no menos importante: Implica el reconocimiento que la acción gremial no es gratis. El fondo le pone un costo al servicio de la defensa de los intereses, de manera explícita. Así, completa la ecuación con el beneficio, cuyo ratio será juzgado por los aportantes.

Dónde están los riesgos.

Hasta el presente, la unidad de las entidades se sostuvo gracias a la existencia de un enemigo, que hizo todo lo posible para mantenerlas alineadas en su contra.

Por el contrario, las entidades venían de una década, los 90, donde un Estado liberal les había quitado sus reclamos habituales, esto es la intervención en el mercado y la carga fiscal. Los bolsones de protesta se reducían a la Federación Agraria y neo organizaciones como Mujeres en Lucha (ver el trabajo de Mario Lattuada al respecto).

Conseguido un compromiso de la oposición política en el tema retenciones, eliminado el intervencionismo que encarna Moreno y suponiendo una oscilación de la próxima administración hacia posiciones más liberales, ¿qué rol tendría el gremialismo rural? ¿cómo y para qué se utilizarían los fondos? Seguramente, la dirigencia tendrá que mostrar más habilidad en ese momento que ahora.

Otro tema del que por ahora solo se habla cuando se juntan los productores es si no habrá peleas entre las entidades por los fondos, particularmente si estos resultan importantes. Ya hay gente que plantea si es justo que habiendo una entidad más ganadera y  otra más chacarera, los aportes solo provengan de los agricultores.

En síntesis: la dirigencia ha demostrado creatividad para en medio de una crisis generar una solución que los deja en una posición mejorar que la anterior. Sin embargo, deberán demostrar su calidad de gestión para llevar adelante exitosamente el proceso.